05 agosto, 2015

Sobre el Chamanismo, la Ayahuasca y el ritualismo

Actualmente está de moda participar en ceremonias y meditaciones donde la gente participa en cierto tipo de pseudo-wicca ( o brujería dulcificada como "magia blanca" ) pop-paganismo ( reverenciar a dioses ), neo-paganismo, rituales de la luna, activaciones del ADN, prácticas dogmáticas religiosas ya sean orientales u occidentales, rituales para manifestar sus deseos, llamado de espíritus ( ángeles ) y entidades ( supuestos maestros ascendidos o extraterrestres ) y en realidad, se están involucrando en prácticas ocultistas que se han distorsionado y diluído y son regurgitadas por lo que dice un libro o un facilitador/guru/shaman sin cuestionarse.

En particular, mucho cuidado con las famosas meditaciones guiadas ! todo lo arriba citado es magia negra y brujería sin que la gente lo note, creando trampas de contratos con entidades negativas que posan como positivas.

Recientemente tuve una charla muy interesante con un sanador shamánico que hace limpieza de espacios también ( más allá de solo usar salvia o palo santo ).

Ella conoce bien el tema de la manipulación interdimensional de la humanidad. Ella me dijo que lugares de alta energía que son vórtices ( como Sedona, Bali, el valle sagrado de Peru, las pirámides alrededor del mundo, el monte Shasta, Montserrat, etc ) atraen masivas cantidades de energías negativas que se alimentan de la luz y de la gente que se mete en prácticas de new age en ésos lugares. Aunado a ésto, están las energías ancestrales del lugar en sí, que puede tener maldiciones y rituales de magia negra realizados en el pasado. Por supuesto, algunos de éstos lugares pueden tener energías positivas, pero como en todo en la vida, no todo ni todos son luz y amor.

Agregado a ésto hay objetos de arte o artesanías que la gente compra y se lleva a casa como recuerdo, especialmente arte shamánico o espiritual, ángeles o vírgenes, santos o figuras de geometría sagrada que contienen energías negativas, que abren portales dimensionales, y aunque la gente no entienda mucho del simbolismo de la artesanía, crea aperturas para ataques interdimensionales.
A nivel de la gran moda actual de tomar ayahuasca y alucinógenos... puedo citar lo que Mircea Eliade, escritora de libros de Shamanismo, detalla:

"El fenómeno del trance ha pasado por muchos cambios y corrupciones... los alucinógenos son solo un vulgar substituto para un trance "puro". El uso de sustancias es una innovación reciente y muestra una decadencia en las técnicas shamánicas. Implica usar sustancias porque el shaman ya no puede lograr tales estados de manera natural. Shamanes verdaderos solo usan el tambor para cambiar sus estados de consciencia, en lugar de ayahuasca u hongos. Además del riesgo de dejar el cuerpo expuesto al control de una sustancia que lo deje totalmente expuesto a riesgos astrales. Esto es particularmente peligroso en lugares parasitados. Regularmente tengo clientes que necesitan sanación extractiva, de-posesión o recuperación de alma después de haber pasado por el uso de alucinógenos. Esto es porque tu campo vital queda totalmente abierto y viajas fuera de tu cuerpo, dejando espacio para otros espíritus de entrar".

En nuestros días la mayoría de la gente interesada en tipo de espiritualidad oriental creen que de ése modo lograrán una experiencia de comunión con Dios. Las personas asignarán cualquier manifestación astral como si fuese algo "espiritual". Hay innumerable cantidad de reinos en el mundo oculto, algunos mucho más peligrosos que las peores junglas del mundo físico. Así que hay que preservarse, porque distinguir la diferencia en el mundo astral es muy complicado. Las personas encuentran algo que pensaban era maravilloso, y por ello caen en la trampa y son manipulados, porque se enamoran de la experiencia pensando que es positiva, sin ver que es un veneno con recubrimiento de caramelo.

Tomado de la página de Bernhard Guenther

No hay comentarios:

Publicar un comentario